• video interactivo infografia

El vídeo interactivo cambia la visión pasiva para conectar con el usuario.

espectador pasivo

El espectador pasivo con el vídeo interactivo se vuelve un participante más.

Con el poder de influir en el contenido del vídeo en función de las opciones y sus preferencias personales.

Esto a su vez, le da el poder adaptando el contenido en tiempo real para servir a segmentos específicos presentes, llamadas a la acción basadas en las necesidades individuales y maximizar la conversión.

En contraste con los vídeos estándar en línea, los vídeos interactivos dan los datos que revelan una percepción real, interactiva acerca de sus espectadores. ¿Dónde están haciendo clic? ¿Qué es lo que más les interesa? ¿Qué llamada a la acción convierte mejor? Dando un seguimiento de cada interacción para que pueda responder a estas preguntas críticas.

Mediante la suma de formas de permiso de contacto a tu vídeo, puedes capturar estos puntos de vista para los espectadores y crear perfiles personales detallados; revelando los intereses individuales, sus necesidades y preferencias.

Creamos vídeo interactivo para convertir, pensando en el vídeo como el canal donde conectar y satisfacer las necesidades de los usuarios .

En una economía dominada por la atención, el vídeo se ha convertido en una herramienta de contenidos todavía por explotar. El inconveniente es que la mayoría de usuarios, sólo se limitan a verlos sin ninguna interacción. Pero, ¿qué ocurre cuando es el propio vídeo el agente con el que puedes relacionarte y dar respuesta a todas tus preguntas?

 

 ¿Es posible hacerlo? Si, con un vídeo interactivo.

 

Los videos interactivos ofrecen muchas ventajas a las empresas. El usuario puede acceder a información adicional en el vídeo pulsando una opción. Puede, presionar “Me Gusta” en Facebook directamente, incluso pedir el producto que está viendo en el vídeo online; después de haberle mostrado el precio y sus características.

 

niño mirando ordenador